La implementación de mayores tecnologías digitales en el diseño de la política fiscal permitiría reducir la evasión del pago impuestos que actualmente hay en el mundo, indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su estudio The Digital Gamble: Nuevas tecnologías transforman la política fiscal, expone el caso de las aduanas británicas, donde se utilizan bases de datos digitales para detectar el comportamiento fraudulento de los importadores en la frontera.

“Estimamos que adoptar tales métodos podrían aumentar la recaudación anual de impuestos indirectos en la frontera hasta en 1% y 2% del Producto Interno Bruto (PIB)”, expone.

Menciona que las investigaciones periodísticas de Panama Papers y Paradise Papers evidencian la necesidad de mejorar los sistemas fiscales para tener un mejor control de los recursos públicos y combatir la evasión fiscal.

“Con el intercambio de información digital entre diferentes países del mundo, se puede dar un seguimiento más eficaz de aquella riqueza que los contribuyentes quieren esconder”

Fuente: El economista