¿VOTAR O NO VOTAR?

Por: Gladys Rodríguez

Yo no sé Ustedes, pero a casi un mes de las supuestas elecciones presidenciales, me hallo desconcertada. He sido siempre pro voto  y me han caído encima los abstencionistas en los más recientes procesos. Aquí me encuentro, con una frustración enorme de tener finalmente unas elecciones para votar y decirle al pdte Maduro ¡basta! y resulta que mi voto según el grueso de la población puede ser perjudicial, porque avalaría un proceso viciado desde todo punto de vista. Hasta este momento he dicho que seguiré a la mayoría, si la mayoría decide no ir, tampoco participaré, si la mayoría decide abstenerse, con el dolor de mi alma lo haré. Aunque las opciones tampoco es que son atractivas, caso Falcón y Bertucci, por lo menos para mí. Pero igual es muy frustrante, encontrarse en el escenario de no votar, sabiendo que puede ser esta opción nuestra “haraquiri”. Aunque como están las cosas, todas las opciones lucen cuesta arriba para quienes deseamos el cambio. Sin embargo, la tesis de quienes promueven el voto en la oposición, es que si lo hacemos todos, esta gente no gana ni con trampa. En fin…

Ahora bien, ¿cómo lo veo?, pienso que nadie tiene la seguridad en sus manos, es decir, de que absteniéndonos o votando, este Gobierno saldrá, la perversidad es infinita y cuesta pensar como ellos. Lo único que tengo claro es que, sea una u otra opción, debe ser tomada por la mayoría, porque mitad y mitad, es peor. También es evidente que este Gobierno está desesperado porque votemos. Es muy obvio que le tiene miedo a la abstención por como van las cosas, con una comunidad internacional decidida a desconocer los resultados de un proceso considerado ilegítimo y sin condiciones. Ellos quieren gente votando, para decir que fue un proceso legítimo, y para muestra, por ejemplo, las medidas anunciadas por el CNE, contra quienes promuevan la abstención, sea quien sea. Eso me llama la atención…

Quieren desmontar cualquier intento por desarticular el voto, voto que no nos da la opción de elegir.

Este es uno de los múltiples factores que soportan el cuestionamiento interno y externo contra estas elecciones. Y es evidente que el Gobierno le teme a las reacciones del extranjero luego del 20 de Mayo, si se impone nuevamente el Pdte Maduro. Así que una vez más, mi mirada voltea a la comunidad internacional. ¡Claro! Como no hacerlo, si a lo interno estamos tan desorientados. Así que, decidí para este artículo buscar la opinión de un diputado que estuvo en la recién finalizada Cumbre de las Américas, el parlamentario William Dávila y también la de una internacionalista que viene analizando los pasos de la Comunidad Internacional contra el Gobierno Nacional. Así están las cosas para ellos:

* Milagros Betancourt, abogada, especializada en derecho internacional y Negociadora por Venezuela del Estatuto de Roma que crea la Corte Penal internacionales, durante el proceso de negociación: “ La situación del gobierno frente a la comunidad internacional está muy comprometida por su postura al margen de los principios y valores democráticos y la violación sistemática de los derechos humanos. Esto ha generado el rechazo de la mayoría de los países del hemisferio y de la Unión Europea y la exigencia al gobierno de retomar el camino democrático mediante elecciones libres, directas y transparentes. En la medida en que el gobierno continúe en esta misma senda y actuando a través de la asamblea constituyente que no es reconocida por la comunidad internacional, se profundizarán las acciones unilaterales y los mecanismos de presión internacionales que nos aislaran aún más hasta que surtan el efecto esperad.  Es claro ya el interés de la comunidad internacional en que se produzca un cambio político en el país y se trabaja en apoyar una salida pronta, efectiva y eficiente pero sobre todo pacífica, para lo cual también necesitan el concurso de las fuerzas políticas internasLa Asamblea Nacional es el único poder que la comunidad internacional reconoce. Lo ratificó en la Cumbre en declaración sobre Venezuela. Lo ocurrido en la Asamblea de solicitar antejuicio de Mérito contra el Pdte. Maduro tiene un peso importante”.

*Diputado William Dávila, miembro de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional: “Se ve que en el panorama internacional hay una gran polarización, prácticamente toda América, la Unión Europea respalda a la oposición venezolana en la lucha por la Democracia en el país, mientras que, otro sector, en Asia, África, países del Caribe, todavía se mantienen creyendo en las promesas populistas de Maduro.

Pienso que obviamente el tema de la Cumbre en gobernanza contra la corrupción, fue un mensaje directo que pone en evidencia que el tema de la corrupción va camino a convertirse en un delito de lesa humanidad imprescriptible, para evitar casos como el de Odebrecht, que se convirtió en un arma política, de expansión ideológica de un proyecto político de un país, que corrompió países, gobiernos,  presidentes. Nosotros nos reunimos con la presidenta de la Comisión Lava Jato del Congreso en Perú, diputada Rosa María Bartra Barriga, quien tiene preparado para Junio, un informe con consecuencias muy graves para quienes aparecen ahí involucrados, porque indudablemente es un caso que pone en evidencia cuando un Estado se pone al servicio de la corrupción. Maduro está metido dentro de ese contexto como un régimen corrompido, sostenido por intereses extraños y oscuros.

Si bien es cierto, no se ha logrado obtener los 18 votos para la declaración de la Cumbre. El Grupo de Lima mantiene la posición de exigir elecciones libres, de no reconocer elecciones con origen cuestionado, y van a adaptar una serie de medidas a través de los Ministerios de Finanzas, cuya reunión se realizará en el mes de mayo en México, para ver como articulan información financiera, para detectar activos y cuentas de personas sospechosas, vinculadas con graves actos de corrupción.

Yo pienso que el panorama internacional influye en lo interno porque el pueblo venezolano ve que no estamos solos. Lo importante es seguir insistiendo en sincronizar las acciones internacionales, con las internas y las sociales, para hacer lo que debemos exigir: unas elecciones justas, un cambio político, electoral, democrático, con un nuevo gobierno electo por el pueblo. No la farsa electoral prevista para el 20 de Mayo… Pienso que también hay que prepararnos por si Maduro se sale con la suya el 20 de Mayo. ¿Cuál es el plan de acción después de esa fecha?  Lo cierto del caso, es que si hay una posición internacional que se pone en evidencia con las contundentes exposiciones del Grupo de Lima.  El tema de la corrupción que se trató en el “Congreso de ParlAmericas”, que reúne a todos los parlamentarios de América, incluso a los de Cuba. Nosotros estuvimos en el Congreso de ParlAmericas, precisamente como un parlamento que deben ser instituciones abiertas y claras, para luchar contra la corrupción. Ahí salió el caso de Odebrecht otra vez, donde Maduro contrasta la construcción del segundo puente sobre el Lago de Maracaibo por más de $3500 millones y apenas el 17% de la obra se ejecutó, y en vez de investigar, ordena continuar  las obras de Odebrecht (el manto incólume de la impunidad), para que no se  sepa el por qué las obras se paralizaron. Luego vino la Cumbre de presidentes donde vimos las declaraciones del Grupo de Lima”.

-Entiendo, por las palabras de ambos, que la comunidad internacional alineada, seguirá actuando contra este Gobierno, con medidas que afecten directamente al grupo que hoy controla al país. Pero como siempre surge la pregunta, ¿hasta dónde está este grupo dispuesto a aguantar la presión?, por ahora vemos a un Gobierno negado a aceptar que su tiempo pasó, todo lo contrario, buscando las maneras de continuar aunque la mayoría lo rechace, negado a tomar medidas urgentes para ayudar a los miles de venezolanos que hoy atraviesan una situación complicada de salud, de necesidad, de hambre. Mostrando su peor cara.

Por ahora sigo analizando, tratando de entender dónde estamos, ¿cerca del final? ¿En el final de una etapa oscura para Venezuela? o ante la posibilidad, de que se perpetúen en el poder… Por lo pronto procuro siempre visualizar la primera.

¡Hasta la próxima semana!