Fuente:/ elEconomista.es
La compañía ha llegado un acuerdo con marcas como Volvo, Buick o GMC

Después que Amazon presentase en octubre un sistema de cerraduras inteligentes que permitía a sus repartidores entrar en la vivienda de sus clientes, ahora la compañía ha extendido el servicio hasta la cajuela de sus vehículos.

Dentro de la iniciativa Amazon Key la compañía ha ampliado la posibilidad de recibir los envíos en el maletero de los vehículos aparcados en determinadas zonas de 37 ciudades de Estados Unidos, aunque la idea de la empresa es extender poco a poco este servicio.

Para desarrollarlo, Amazon ha alcanzado un acuerdo con Chevrolet, Buick, GMC, Cadillac y Volvo, cuyos modelos de 2015 en adelante serán compatibles con el servicio que permite a los repartidores abrir la cajuela a través de una aplicación móvil previa aprobación del cliente.

El servicio funciona de la siguiente forma: una vez que el cliente Prime realice su pedido, marcará que quiere que el paquete sea entregado al maletero de su auto. El vehículo deberá estacionarse en un área cercana a la dirección de entrega establecida -y al aire libre- para que el repartidor deposite el paquete dentro del horario programado. El cliente será notificado cuando se complete la entrega y el automóvil será cerrado de forma “segura”, explica la compañía.