Por EFE

La ceremonia de inauguración del Mundial de fútbol de Rusia 2018 será “más corta” que en Brasil 2014 y Sudáfrica 2010, según informó Alexéi Sorokin, director general del comité organizador, a falta de 50 días para el inicio del torneo.

La apertura de la Copa del Mundo tendrá lugar el 14 de junio entre la selección anfitriona y su similar de Arabia Saudita, dirigida por el argentino y ex seleccionador de Chile, Juan Antonio Pizzi, en el estadio Luzhnikí, donde se disputará el partido inaugural y la final, el 15 de julio. En su momento, las autoridades rusas se plantearon celebrar la ceremonia en el estadio Lev Yashin del Dinamo Moscú, que no albergará partidos mundialistas, pero la FIFA nunca dio el visto bueno a la propuesta.

Precisamente, en relación al boicot de dicha ceremonia, y del Mundial en general, por parte de las autoridades de algunos países, como el Reino Unido o Polonia, Sorokin aseguró que “cada uno es libre de elegir”. “Para nosotros cada aficionado es valioso. Y no importante el estatus del país. Vemos que los hinchas votan con el bolsillo. Las entradas se están agotando”, comentó.