Fuente: Globovisión/EFE/RB

La Juventus conquistó este miércoles su cuarta Copa Italia consecutiva, la trigésima de su historia, al imponerse con un contundente 4-0 en la final contra el Milan, disputada en el Estadio Olímpico de Roma.

La Juventus resolvió el encuentro ante el Milan tras una brillante segunda mitad, en la que goleó gracias a un doblete del marroquí Mehdi Benatia, un gol del brasileño Douglas Costa y un tanto en propia puerta del croata Nikola Kalinic.

(Lea también: Real Madrid no pudo con el Sevilla y cayó derrotado)

Es el primer trofeo del año para un Juventus que espera solo la confirmación matemática del título liguero, que será su séptimo consecutivo y que supondrá además el cuarto doblete seguido.