La indiferencia: Un pecado que se ha apoderado de muchos venezolanos frente a los acontecimientos que ocurren en el país

0
68

Elba Perez de Fernández

elba.perezdefernandez@hotmail.com

La sociedad en nuestros tiempos está cargando a sus espaldas el terrible pecado de la Indiferencia, porque nos hemos encerrado en nuestro propio egoísmo, bloqueando su salida para no tener que ver lo que pasa a nuestro alrededor, porque de pronto tenemos que deponer nuestras actitudes indiferentes y ser solidarios con alguien. La hora del abrazo entre hermanos ha llegado, como uno solo tenemos que mantenernos, no son momentos de desunión, la paz de nuestro país se está jugando, dejemos a un lado la sordera, la parálisis y la mudez, busquemos el bien social, derrotemos la indiferencia, sacándola del corazón y de nuestras entrañas, y así poder ser útil a nuestro prójimo, démosle sentido a la vida, acogiendo en nuestro ser la fe y la esperanza de que saldremos bien librados de estos pronósticos aciagos, que como una prueba de purificación está tocando a nuestra patria Venezuela con tantas aflicciones y trabajos.

Son momentos de compromiso obligatorio de cada uno de los venezolanos, hay que esforzarnos para lograr que el país pueda restituirse íntegramente. Los acontecimientos tan graves como los que están ocurriendo no es para verlos con indiferencia, hay que despertar; si alguien todavía no ha tomado conciencia y sigue indiferente, se atendrá también a las consecuencias, porque estas van a tocarnos a todos; pongámonos aunque sea a orar para que esta pesadilla termine lo más pronto. Jesús nos invita a poner a Dios en el centro de nuestra vida, levantando nuestras carencias y limitaciones propias de nuestra naturaleza humana, fuimos creados a su imagen y semejanza, seamos extensivos en el amor que él nos infundió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here