Un parao al desacato por Rubén Ávila Serratti

0
72

Ya basta. La pasada semana en la cola para comprar azúcar en el Yuan Lin una señora que estaba delante de mí, se acercó, y me dijo después de felicitarme el día del Padre: “Rubén ¿Hasta cuándo estos carajos joden? Ya llegaron de vacaciones, y ese que tiene una pinta de asalariado del conspire, el de la chaqueta negra, a lo único que viene es a decirnos que ¡hasta cuando Maduro! Y me consta, que hay otros que tienen la comida acaparada, y salen con la misma cantaleta”. No te preocupes: el pueblo está alerta con sus Fuerzas Armadas Bolivarianas y las milicias, porque también son pueblo, le respondí.

La situación que les narro, se repite casi todos los días en las colas que hacemos desde el 2.015, porque es parte de un plan conspirativo diseñado por el Imperio para tumbar a Presidente Constitucional mediante la guerra del hambre. ¡Este año se va!, afirmó en estos días el “cejúo”, insultando como siempre al Presidente y a nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas.

Este conspire es de de larga data, ya es crónico porque los golpistas son  los mismos  que quedaron cuando Chávez los perdonó con el escapulario, en abril del 2.002. Han vivido protegidos por el Imperio, gordos y rozagantes; pero sin cejar con la tarea encomendada, porque para eso les pagan como funcionarios a través de una asamblea nacional espuria, a gobernadores fascistas, a ensotanados de la curia, a paramilitares colombianos, todos bajo el amparo de los medios de comunicación golpista. O escudados en “cárceles” con baño privado, televisión, celular, prensa, comida a la carta, visitas íntimas que les anima la protección, para seguir matando gente.

Desde hace unos días duermo tranquilo, al leer un comunicado público de nuestras FANB respondiendo a la amenaza con la espada de Bolívar desenvainada, la que nos dio la libertad en Carabobo y al resto de América en Ayacucho. Allí ratifican su lealtad al pueblo alerta y a su Comandante en Jefe Nicolás Maduro Moros, elegido en elecciones libres, democráticas sustentadas por la Constitución Bolivariana como Presidente. Repudian a los dirigentes de esa asamblea espuria como los califica el Cuerpo Castrense, al desconocer el mandato constitucional, aplicando un argumento absurdo, sesgado e insolente, para generar incertidumbre en nuestro pueblo y arrebatarle la legitimidad al Presidente. En este sentido, la “FANB define su obediencia, no como una actitud complaciente, sino como obligación constitucionalmente establecida; y  reiteran su absoluta lealtad y apoyo al esfuerzo que día a día realiza Nicolás Maduro para superar las dificultades que enfrentamos. En consecuencia, “la FANB y el pueblo patriota son quienes hoy exigimos respeto y rechazamos estos señalamientos carentes de legalidad. Ya basta de llamados que pretenden involucrar a la institución armada en situaciones de corte faccioso contrarias a su esencia constitucional y profesional”. Así también rechazan, el constante irrespeto que en forma desafiante se viene practicando desde ese sector de la Asamblea Nacional contra las autoridades legítimamente constituidas del Tribunal Supremo de Justicia. Firma el General en Jefe, Vladimir Padrino López, Ministro del Poder Popular para la Defensa”.

Cuando las vainas están claras como dicen en mi llano, “al buen entendedor, pocas palabras bastan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here